Historia del blackhat

El black hat o sombrero negro (en el SEO)

Son técnicas que pretenden engañar a los principales buscadores, como Google, con el fin de que éstos los posicionen rápidamente en los primeros lugares de las SERPs (resultados de búsqueda).

Son muchas las personas que usan el black hat como principal método de posicionamiento. Y la razón que las lleva a aplicarlas, es lo relativamente rápido que pueden ubicar sus webs en la primera página de resultados de búsquedas para determinada keyword.

Historia del blackhat

Historia del black hat

Internet es todo un universo de posibilidades. Lo ideal será seguir las normas que han impuesto las grandes compañías y entes gubernamentales para evitar ‘baneos’ u otro tipo de problemas. Pero siempre existirán quienes, burlando esas reglas, obtendrán lo que quieren convirtiéndose en la parte oscura de la web. De allí que se les llame técnicas poco éticas al black hat.

Tal y como lo sugiere su nombre, “black hat” o sombrero negro, hace referencia a algún villano que viste de ese color, y, como es lógico, que lleva un sombrero negro, algo que era común en algunas películas vaqueras. En la época de oro del cine los malos tenían sombreros negros y los héroes tenían sombreros blancos.

Historia del blackhat

Google evita las webs con black hat

A lo largo de los últimos años han surgido expertos del black hat que incluso enseñan a otros a aplicar tales técnicas. Cada vez se crean métodos que pasen por desapercibidos para los buscadores. Y tal parece que sí es posible engañar a Google, al menos por un tiempo.

El black hat no es aplicado en páginas que busquen tener una reputación o autoridad por largos años. Es muy posible que al cabo de algunos meses desaparezcan de las SERPs si Google detecta las “trampas”, siendo la más común la duplicación de contenido, el spinning o la traducción de un idioma a otro.

Por otro lado, en el SEO off-page también se puede aplicar black hat y mucho de ello tiene que ver con la forma de aplicar backlink o linkbuilding.

Lo cierto es que, aunque son técnicas que funcionan, toda persona que quiera posicionar una web deberá tener claros sus objetivos y así saber qué tipo de SEO aplicar. Lo ideal es conocer tanto el White hat como black hay y entender los límites de ambos. Si el deseo es aplicar las técnicas poco éticas, entonces se recomienda practicar antes con una web piloto para tomar experiencia y aprender de errores.

Historia del blackhat
Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad