Blackhat aplicado al SEO

El SEO o técnicas de posicionamiento en buscadores es lo único que nos va a permitir tener una web de éxito

Conseguir tráfico para lograr suscriptores u otro tipo de beneficios será siempre el objetivo final del hecho de aplicar SEO. Éste puede ser del tipo White hat o black hat.

El black hat SEO es una serie de tareas vistas de forma poco ortodoxas que buscan saltarse procesos y tiempos para posicionar una web en la primera página de resultados para una o más keywords. En otras palabras, es una forma de posicionar rápidamente, pero a riesgo de ser detectado como una “web trampa”.

Blackhat aplicado al SEO

Estrategias y técnicas del blackhat

Mientras que con el White hat SEO ver resultados orgánicos puede prologarse por 4, 6 o más meses, con el black hat ese tiempo puede reducirse considerablemente. Normalmente se trata de prácticas que se realizan una o pocas veces sin necesidad de monitorearlas o requerir evolución. Algunas de ellas son:

Keyword stuffing

Se trata de explotar una única palabra clave, desde el nombre de la web, título, meta-descripción hasta dentro del contenido de casi cada texto. Con esto se sobre satura la palabra clave para que el buscador la muestre en cada búsqueda.

Algunas de estas webs, llamadas web de nichos, pueden permanecer en buenos lugares por algunos meses, pero si no se hace agradable a los usuarios, Google podría enviarla a la segunda, tercera o más páginas de resultados.

Cloaking

Se trata de aplicar ciertos trucos con los que Google cree que todo va bien con la web en cuanto a estructura interna, con el fin de parecer lo más optimizada posible, algo que en realidad es totalmente falso. Así se logra que el buscador lea una cosa y el usuario se encuentre con otra al ingresar al sitio web.

Granjas de links

Una de las técnicas SEO que no ha muerto es el backlink. Esto se trata de la creación de hipervínculos, en páginas con autoridad (de dominio DA y de página PA), que dirijan a usuarios a nuestra web.

A veces son los propios lectores de un blog o usuarios de una web los que recomiendan estos sitios en redes sociales u otras plataformas, por lo que sería un enlace muy natural. Sin embargo, es válido que cada dueño de página pueda dejar algunos enlaces en otras páginas para ayudar al posicionamiento.

En el black hat las personas crean una red de blogs o webs para dejar estos enlaces. O compran reseñas en granjas de links de otras personas para que incluyan algunos de sus enlaces.

Blackhat aplicado al SEO

Contenido copiado

Lo más recomendable es que todo el contenido de una web o blog sea original, es decir, que sea creado para ese sitio en cuestión y no se encuentro en ningún otro. No obstante, no todo el mundo tiene la habilidad para escribir o el tiempo que requiere esta actividad. Es por eso que otra de las técnicas del black hat SEO consiste en duplicar el contenido de otros. Algo que el gigante buscador no está muy dispuesto a tolerar.

Otra técnica es “spinnear”, que se trata de cambiar algunas palabras de un texto publicado. Por otro lado, traducir a muchos idiomas antes del idioma objetivo también es otra forma de transformar un texto creado por otra persona para intentar que no quede tan parecido.

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad